¿Deberían ir presos los funcionarios corruptos?

Por: Miguel Villaverde Cisneros

06/05/20

Hoy, Nelson Shack (Contralor general de la República), un poco timorato informó que la Contraloría detectó que más de 1.100 funcionarios y servidores públicos fueron beneficiados con la entrega de canastas básicas de víveres que estaban dirigidas a familias vulnerables. Pese a que muchos de estos funcionarios ganan más de S/ 8.000 recibieron las canastas de víveres. Pese a que muchos de ellos no actúan cómo debieran en esta emergencia sanitaria. Pese a que muchos de ellos no justifican siquiera su sueldo.

¿Qué nos pasa?

Tal igual que Indecopi (que ya no defiende al consumidor, ni regula nada). Algunas instituciones como la Contraloría: no tienen la capacidad de sancionar o de fiscalizar, por tanto, todos estos casos de inconducta funcional y corrupción que se están encontrando van a tener que ser canalizados por otras instancias ¿Entonces para qué demonios sirven? El presidente, cuando ya no tiene nada importante para decir, hace el siguiente parangón: “estamos en una guerra contra un enemigo invisible”. Pues entonces, estos funcionarios ¿Deberían estar presos? obviamente si, por robar en plena guerra.

Días atrás una mafia que tiene como actores a altos mandos de la propia policía nacional, una institución venerable, que en faena cotidiana se viene ganando el cariño y el respeto de la gente. Testaferros vendiendo insumos sobrevalorados a su propia institución. Sus negociados con proveedores, un acto totalmente delincuencial. ¿Deben ser sancionados? Claro que, si.

Son miles de peruanos que no han recibido ningún bono y están a la espera de la presencia del Estado. ¿A dónde se van las canastas? Pues a manos de las argollas de los alcaldes, muchos de ellos con sueldos ostentosos. Son tan miserable que roban en plena crisis.

También hoy, un Obrero de la Municipalidad de Villa el Salvador muerto por el nefasto virus, a pesar de haber realizado en reiteradas veces, protestas para exigir: implementos y medidas de prevención. Pero la terquedad de un alcalde inepto, otra vez cuestan vidas. Esta municipalidad hizo caso omiso de estas exigencias. Se anticipó con denuncias sobre la situación de despido de muchos obreros y la precariedad de sus condiciones laborales. Todo esto en el marco de las celebraciones por el día de los trabajadores. Ironías del destino.

Es la Gestión municipal de kevin Iñigo la única responsable de esta muerte ¿Se debe sancionar? Otra vez, si.

Esta situación nefasta, sólo es comparable a la actitud desprovista de solidaridad que se evidenció para con los deudos de la deflagración del pasado 23 de enero. Sin culpables aún, sin apoyo.

¿Qué nos pasa?

Autor

Miguel Villaverde Cisneros
Miguel Villaverde Cisneros
Analista Político

Especialista en Gestión Pública
Compartir

3 comentarios para “¿Deberían ir presos los funcionarios corruptos?”

  1. Avatar
  2. Avatar
  3. Avatar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *