¿Incas mejores cirujanos que los médicos de la guerra civil?

La prestigiosa revista Science resalta en su última edición una nota sobre la gran destreza de las culturas pre-Incas e Inca para las trepanaciones craneales. El estudio menciona que a pesar que los antiguos peruanos carecían de antibióticos y anestesia lograron que hasta 80% de sus pacientes sobrevivan a una trepanación craneal, esto hace 600-2000 años atrás. Incluso, algunos sobrevivieron a 5-6 trepanaciones. En comparación, durante la guerra civil de USA (1861-1865) se hicieron intervenciones craneales similares, pero solo con un 40-50% de éxito.

Las trepanaciones craneanas desarrolladas desde el periodo pre inca fueron un hito en el la historia de la medicina del Perú e incluso de toda América. Los incas fueron muy sofisticados durante el proceso de la trepanación, lograban un éxito de hasta el 80% de sus intervenciones. A pesar de que carecían de antibióticos o anestesias modernas.

A pesar de que las trepanaciones craneanas se practicaron durante miles de años y en diversas civilizaciones del mundo, las que fueron realizadas en la época pre inca y durante el imperio fueron especiales.

El estudio fue realizado por el Dr. David S. Kushner, neurólogo y profesor de la Universidad de Miami junto con su equipo, quien actualmente realiza y estudia nuevos métodos para recuperación de cirugías craneales y traumas leves.

¿Por qué resaltamos a los Incas?

Mas trepanaciones craneanas han sido encontradas en Perú que en cualquier otra locación alrededor del mundo. Para realizar el estudio, fueron analizados 800 cráneos descubiertos en Perú con procedimientos de trepanaciones craneanas de 400 BC que fueron obtenidos de museos y colecciones privadas, tanto en Perú como en Estados Unidos. También una revisión literaria sobre las terpanaciones craneanas realizadas en todo el mundo como por ejemplo durante la Guerra Civil americana.

¿A qué se debe esta diferencia?

«En tiempos de los incas, la tasa de mortalidad estaba entre el 17 y el 25 por ciento, y durante la Guerra Civil, era entre el 46 y el 56 por ciento. La pregunta es cómo los antiguos cirujanos peruanos tuvieron resultados que superaron con creces los de cirujanos durante la Guerra Civil Americana?»

David S. Kushner, M.D

Uno de los factores que contribuyeron a la alta tasa de mortalidad durante la Guerra Civil fue la falta de higiene. Los cirujanos en frente de esta difícil situación muchas veces no esterilizaban los instrumentos para las cirugías así como tampoco utilizaron guantes, si no sus dedos descubiertos para poder identificar los coágulos o balas dentro del cráneo.  Por lo que la gran mayoría de los soldados que fueron sometidos a una cirugía sufrían luego una infección.

«No sabemos cómo los antiguos peruanos previnieron la infección, pero parece que hicieron un buen trabajo. Tampoco sabemos qué usaron como anestesia, pero debido a que hubo tantas (cirugías craneales) deben haber usado algo- posiblemente hojas de coca. Tal vez había algo más, tal vez una bebida fermentada. No hay registros escritos, así que simplemente no lo sabemos»

David S. Kushner, M.D

Sabemos que los incas no tenían escrituras así que los datos que se tienen hoy en día sobre cómo realizaban las trepanaciones craneanas son inciertos, sin embargo tuvieron mucha práctica ya que se encontraron 800 cráneos en la costa y la sierra, esta cantidad es la mayor encontrada de cráneos con trepanaciones craneanas en el resto del mundo.

¿Cómo supieron que las cirugías eran exitosas?

Para medir el éxito de la cirugía se evaluó la cicatrización ya que si no había evidencia de remodelación del tejido óseo se deduce que el paciente murió días después de la intervención, pero si se evidenciaba remodelación extensa del hueso entonces se considera una operación exitosa en donde el paciente vivió muchos años más.

Esta investigación también identifico el progreso hecho por los antiguos peruanos y como perfeccionaron sus técnicas quirúrgicas, aprendieron a no perforar la dura madre, entendieron la anatomía, no realizaban incisiones en las partes más irrigadas con riesgo a una hemorragia y la función de las diferentes áreas del cerebro, refinar los procedimientos en estas épocas es un logro remarcable.

Casi tan remarcable como el hecho de que después de la primera guerra mundial la cirugía craneal se desarrolló como una especialidad: neurocirugía, que sigue estudiando y tratando de entender la anatomía, fisiología y patología del cerebro hasta hoy en día.

Compartir

1 comentario para “¿Incas mejores cirujanos que los médicos de la guerra civil?”

  1. Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *