Mis últimas líneas

Por: Miguel Villaverde Cisneros

S.F.

Aún soy Miguel Villaverde Cisneros, aunque siempre fue difícil serlo. Almenos ya es muy difícil seguir siéndolo. Es una mochila muy pesada para quienes no se sienten cómodos en una sociedad tan pueril, tan desigual, tan extirpada de la aureola que encubría las relaciones de familia.

Hoy más que ayer, se hace incontenible ciertos pasajes que me agobiaron toda la vida. No puedo dejar de derramar algunas lágrimas al escribir estas líneas de hasta pronto. Mi total rechazo a quienes piensan que lo que haré es de cobardes.

Siempre fui un suicida, almenos no dormí del todo aquella posibilidad de poner un punto final a aquello tan trágico que se vería en un devenir no deseado. Pues el suicidio tiene una filosofía.

Suprimir aquella parte tormentosa de tu vida, cobra sentido cuando ya no ves salidas a la enredadera que se ha convertido tu camino. Aveces se asemeja a aquel mago que no es capaz de dominar los poderes infernales que ha desatado con sus conjuros.

El suicidio es una alternativa par quienes quieren escapar de una tragedia inevitable. Del azar del destino, es un accidente fantástico, como también pasó al darnos la vida. Todo un azar.

Mi agradecimiento especial a quienes me arrancaron una sonrisa y a quienes en sus almas llevan el coraje de seguir remando a pesar de la opresión. Estas son mis últimas líneas.

siempre suyo.

Hasta estos momentos, Miguel Villaverde Cisneros.

Compartir

1 comentario para “Mis últimas líneas”

  1. Avatar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *