Lun. May 17th, 2021

    Por: Miguel Villaverde Cisneros

    28/04/21

    Indudablemente hay gente que sufre, que busca un lugar donde vivir. En el #Perú, aproximadamente la mitad de la población vive en condiciones de hacinamiento, y más 1`800 000 mil familias, antes de la pandemia no tenían vivienda o sus viviendas no eran adecuadas para vivir, no contando siquiera con agua potable, situación agudizada con la actual crisis. Eso es lo que evidenciamos hoy, en Lomo de Corvina. Gente que se ve obligada a ‘invadir’ ante la inoperancia de un Estado que no ha logrado planificar nada, ni lo más básico.

    Desalojados a punta de bombas lacrimógenas, por un Estado que llama Asentamientos humanos a su propio pueblo, – por sea caso es de humanos, no de perros o primates-. Es cierto también, azuzados por traficantes de terrenos., – ya caseritos-, que no desaprovechan esta oportunidad ante la necesidad real de las familias o personas que teniendo dónde vivir aprovechan y meten a sus familias a “chapar un lote”, exponiendo deliberadamente incluso a los niños.

    Aún dirán que estamos peor que en #Venezuela, cuando en nuestro propio país se dan los peores servicios básicos de Sudamérica. Un Perú que no ha logrado solucionar el problema de la vivienda, el agua y demás servicios. Así recibiremos el bicentenario, incluso sin oxígeno.

    Nadie se atreve a opinar por ser un tema delicado, porque la zona es intangible, pero este problema tiene raíces más profundas, como “el Problema del indio”, que señalaba el amauta José Carlos Mariátegui. El problema de la vivienda debe ser tocado también en esta 2da vuelta y escuchar salidas concretas.

    Es una lástima que hasta la prensa local trata de “invasores” a quienes no tienen más remedio que invadir y se olvidan que exactamente hace 50 años, por estas horas de abril, los cerros de San Juan de Miraflores amanecen tomados por unas 200 familias provenientes de los callejones de #Lima y Surquillo, muchas de ellas de raíces provincianas. El #Pamplonazo como se recuerda aquel episodio, tuvo lugar en las páginas más gloriosas de la lucha popular. Un 11 de mayo de 1971 serían reubicados y dar nacimiento a Villa El Salvador. Este distrito nació de la invasión, frente a la necesidad y la inoperancia del Estado en aquel entonces. Todos aquí somos los invasores.

    Autor

    Miguel Villaverde Cisneros
    Miguel Villaverde Cisneros
    Analista Político

    Especialista en Gestión Pública
    Miguel Villaverde Cisneros

    Por Miguel Villaverde Cisneros

    Analista Político Especialista en Gestión Pública

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *