Venezuela

Un Por Ahora, marcó el transitar de Venezuela, cuando aquel 04 de febrero de 1992, el entonces Comandante Hugo Chávez,  expresó en cadena nacional la frase célebre, y de esa manera convertir a Venezuela en un país portátil.

Desde ese día,  se inició la inflexión en la nueva historia venezolana, cuando para unos fue una intentona golpista, pero para otros es el llamado Día de la Dignidad Nacional.  En aquel encuentro cívico-Militar, Venezuela empezó a ver los cambios políticos, sociales, económicos, culturales, educativos, en fin, un cambio que para algunos ha sido favorecido pero para otros perjudiciales.

El despertar de un pueblo, se observó cuando salieron a protestar contra las medidas neoliberales del llamado puntofijismo. La tan llamada Operación Zamora, fracasó y el Comandante resultó detenido, en el Cuartel de la Montaña y desde ese día se selló el comienzo de la mal nombrada Revolución Bolivariana.

La Revolución Bolivariana, supuestamente fue asesorada por Fidel Castro y Ernesto Che Guevara, a quienes se les vincula muy estrechamente a Chávez. Quizás de allí partieron las creaciones de muchas misiones, que al fin y al cabo fueron un error más que un ensayo porque hoy en día son pocas las que siguen en pie. Aunque con esas misiones, tal vez el eterno Líder de la Revolución Bolivariana como los llaman algunos, logró una coexistencia a media con la pobreza, las desigualdades y la exclusión social, pero que en los últimos tiempos se ha reversado.

Venezuela: Un País Portátil

Adeco-Copeyanos

Se afirma que Chávez acabó con la indiferencia política venezolana (adeco-copeyana), que por decenios eran unos partidos políticos en descomposición, que ignoraban las realidades que se vivían para el momento. De allí parte, la cadena democrática que el ex militar dejó a generaciones futuras sin una economía prospera donde sostenerse, a pesar de haber vivido en su mandato presidencial la historia con los ingresos petroleros más altos. 

Hoy en día Venezuela sufre uno de los mayores déficits fiscales a nivel mundial. La tasa de interés inflacionaria cada día crece, el ajuste del tipo de cambio es la pesadilla del ciudadano de a pie, que diariamente sufre dos aumentos de las divisas, y que se ha convertido en una costumbre cancelar en billetes verdes, a pesar de ser el bolívar la moneda oficial venezolana. Y lo peor del caso no ha habido un freno a estas políticas por parte del gobierno de turno.

La deuda cada día se incrementa, la capacidad productiva cada día se pone cuesta arriba, para quienes devengan un salario mínimo. Las inversiones extranjeras en el país han tenido un debacle notable, porque no es fácil hacer negocios. Según expertos han manifestado que Venezuela se ha convertido en uno de los países más corrupto del mundo. En lo cual muy paradójicamente, un líder mundial prometió eliminar la misma y acabar con la oligarquía.

Separación

El gobierno de Chávez,  logró polarizar la sociedad venezolana. A pesar que siempre ha habido divisiones sociales, el gobierno del eterno presidente, como muchos lo consideran alimentó los resentimientos, la rabia y la venganza entre familias. Los conflictos sociales quizás se incrementaron debido al odio que un mandatario nacional emanaba hacia una clase pudiente en el país.

Servicios Por El Suelo

Actualmente Venezuela y sus habitantes sufren un descalabro en cuanto a la prestancia de los servicios públicos. En el país, es común que falle la electricidad en todo el mapa de nación, lo que produce grandes pérdidas a comerciantes y a gente común. La escasez de alimentos en las dispensas de los hogares venezolanos se ve reflejada por los altos costos de los alimentos de la cesta básica. Por lo tanto, esto se traduce que los venezolanos tengan una alimentación desequilibrada en su dieta diaria. Los medicamentos es un factor que para el venezolano se les hace difícil adquirir porque los incrementos de las mismas es de manera desacelerada. Así que muchas personas que sufren diversas patologías a veces se hacen los tratamientos a medias o no los cumplen por falta de dinero.

Éramos Felices Y No Lo Sabíamos

La frase de éramos felices y no lo sabíamos, se ha vuelto cotidiana en el vocabulario de los venezolanos. La razón es muy sencilla, Venezuela contaba con las reservas de petróleo más grande del mundo. Pero hoy en día, dejó de percibir en un 95% los ingresos de exportaciones, debido a la situación de la caída del crudo hace siete años atrás.

Venezuela, ha caído en el déficit de la moneda extranjera, lo que ha traído como consecuencia la importación de bienes. Por lo tanto, las compañías incrementan los precios y la inflación está a rienda suelta, a pesar de un aumento de sueldo que comienza a perderse rápidamente.

Diáspora

Gracias a las políticas públicas emprendidas por el actual gobierno de Nicolás Maduro, muchas familias han visto partir a hijos, madres, padres, hermanos, sobrinos, nietos, sin saber si volverán a su país. Sin saber qué suerte van a correr en el país que los pueda albergar. Se calcula que más de tres millones de venezolanos han dejado al país. Antes de la pandemia se estimaba que diariamente de Venezuela salían alrededor de cinco personas, lo que se traduce como una migración masiva convirtiendo el hemisferio occidental como sus próximos destinos.

Las Naciones más buscadas por los venezolanos son Colombia, Ecuador, Perú, Chile, España, Brasil, Estados Unidos, teniendo un futuro incierto debido al trato que les brindan estos países.

Venezuela, es una suerte de país que quienes quedan en ella tienen que jugárselas para poder sobrevivir.

Venezuela: Un país Portátil

.

Autor

Ramón Antonio Filipino Romero
Ramón Antonio Filipino Romero
Soy licenciado en comunicación social, vivo en Venezuela, tengo más de 15 años de experiencia en el área comunicacional, y como redactor alrededor de 6 años. Redacto notas para España, Colombia, y Perú.Estoy presto a cualquier posibilidades de empleo, para extender mi experiencia personal y profesional.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *